Rhino Hero

8,50

Descripción

Rhino Hero (Super Rino) es dos juegos en uno: por un lado es juego de gestión de la mano de cartas y, por otro, es un juego de habilidad. Los jugadores deberán deshacerse de sus cartas de tejado, las cuales aplican un efecto cuando son colocadas. Pero para poder colocar su carta antes tendrán que haber construido las paredes según el último tejado colocado sin derrumbar el edificio. Y siempre que sea necesario, ¡habrá que desplazar a Super Rino al último piso!

  1. Se baraja el mazo de cartas de tejado y se reparten 5 a cada jugador (7 en partidas de dos jugadores).
  2. Se coloca la carta de cimiento en el centro de la mesa, eligiendo la cara según el nivel de dificultad deseado.
  3. El mazo de paredes se deja cerca al alcance de todos los jugadores.
  4. Super Rino también se dispone cerca de esta carta para cuando se necesario colocarlo.
  5. Por último, se elige al jugador inicial (según el reglamento, el jugador que haya realizado más recientemente una buena acción y/o el jugador de menor edad).

¡Ya podemos comenzar!

Partida Preparada

Partida Preparada

 

Desarrollo de la Partida

Una partida a Rhino Hero se desarrolla a lo largo de una serie de turnos alternados por los jugadores hasta que alguno derrumba el edificio o se queda sin cartas en la mano.

El turno de un jugador consta de dos pasos:

  1. Colocar las paredes del último piso. Se toman una o dos pareces (según muestren las marcas), se doblan cuidadosamente para que adquieran la forma indicada y se colocan sobre el tejado.
  2. Jugar una carta de tejado sobre las paredes colocadas en el paso anterior. Para ello se pueden utilizar las dos manos, aunque teniendo cuidado de no tocar las paredes e intentando colocar el tejado de forma que la proyección vertical coincida con los tejados anteriormente colocados. Dicho de otra forma, todas las cartas deben intentar alinearse respecto a la carta de cimiento. Una vez colocada la carta, se aplica el efecto de la misma.

Tras esto, el turno pasa al siguiente jugador en el orden de turno actual.

La partida finaliza si ocurre uno de estos casos:

  • Un jugador derrumba la torre. En este caso, el jugador con menos cartas en la mano será el ganador. En caso de empate, el jugador con más símbolos en las cartas de su mano será el ganador. Si aún persiste el empate, se comparte la victoria.
  • Un jugador se queda sin cartas en la mano. Este se convierte en el ganador automáticamente.
  • Se han utilizado todas las paredes. En este improbable caso todos los jugadores comparten la victoria.

 

Rhino Hero asegura momentos de diversión y entretenimiento por muy poco. Levantar algo con nuestra habilidad es siempre gratificante, aunque sea para ver como algún movimiento en falso hace colapsar el edificio.

Y, aunque pudiese parecer lo contrario, la columna de cartas es tremendamente estable (especialmente en el modo sencillo). Veremos como oscila o se torsiona de forma sorprendente y ahí aguantará, sin derrumbarse. Como digo, el movimiento de más riesgo será extraer a saleroso superhéroe de su planta para colocarlo en la nueva.

Así que, amigos, HABA lo vuelve a conseguir. Nos propone un sistema de juego sencillo que permite sentar en la mesa a todo tipo de jugadores para disfrutar de un buen rato. Y siempre es divertido disfrutar de esa tensión elevada que los infantes “sufren” cuando les toca colocar carta pensando que lo van a tirar todo para, tras conseguirlo, ver su cara de satisfacción.

Rhino Hero tiene una importante función pedagógica ya que los más peques adquirirán nociones de visión espacial y física de los elementos al comprobar cómo responde la estructura ante las diversas variaciones. Y, por supuesto, también la clásica coordinación vista-mano se verá puesta a prueba en el juego del simpático rinoceronte.

Aprender jugando es la mejor forma de aprender.

 

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Rhino Hero”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *