OsoPark

28,50

OsoPark

OsoPark es un familiar de puzles que funciona perfectamente con una duración de partida muy ajustada. Con una mecánica realmente sencilla (colocar piezas sobre un tablero que permite robar nuevas piezas al cubrir ciertos iconos) los jugadores deben hacer gala de un nivel de planificación importante, siendo disfrutable por todo tipo de jugadores.

Permite partidas de 2 a 4 jugadores, con una edad mínima sugerida de 8 años y una duración aproximada de entre 30 y 45 minutos.

Descripción

OsoPark

OsoPark es un juego familiar de puzles en el que cada jugador deberá conformar un parque de osos mediante la colocación de piezas que representan los distintos espacios del parque (zonas verdes, servicios, ríos, guaridas, reservas y ornamentos), proporcionando puntos solo algunas de ellas. En un turno, el jugador deberá colocar una pieza de su reserva personal sobre sus solares y recibirá nuevas piezas en función de los símbolos que cubra con la pieza colocada. Finalmente, si cubre completamente un solar o cumple alguno de los objetivos, recibirá una bonificación. El jugador con más puntos será el vencedor.

Durante la partida los jugadores irán obteniendo una serie de piezas que serán las que irán colocando sobre los solares. Estas piezas deben entrar a formar parte de la reserva personal del jugador antes de poder ser colocadas. Si un jugador no dispone de piezas en su reserva al comienzo de un turno tendrá que emplear el turno en conseguir una de las piezas básicas, de las que hablaremos justo a continuación.

Detalle Suministro

Las Zonas Verdes son las piezas básicas de OsoPark. Son losetas que simplemente sirven para rellenar los espacios del parque y poder activar los símbolos de las casillas cubiertas.

Los jugadores se encuentran con el proyecto de una reserva natural de osos que deberá conformar haciendo uso de una serie de piezas con las que ir cubriendo los espacios de sus solares. Para ello previamente deberán haber acumulado estas piezas en la reserva personal, pudiendo colocarlas en turnos posteriores. La forma de obtener estas piezas será cubrir ciertas casillas de los solares en las que se muestran símbolos asociados a cada tipo de pieza (zonas verdes, guaridas y recintos), además de existir un símbolo que permite conseguir nuevos solares con los que expandir el terreno sobre el que colocar piezas.

El objetivo no será otro que ir completando estos solares, cubriendo todas sus casillas menos una, el foso, sobre el que se colocará una ficha de estatua de oso que proporciona una importante cantidad de puntos de victoria. Adicionalmente, a modo de guía, se incluyen unos objetivos que bonificarán a los jugadores si consiguen completarlos. Estos objetivos exigirán conformar ciertos patrones sobre el parque o colocar una determinada cantidad de piezas de tipos concretos.

La variabilidad de las partidas está asegurada, no ya solo por los distintos patrones que podamos ir formando con los solares y las piezas, sino por la combinación de objetivos resultantes que nos obligue a orientar nuestra planificación en un sentido u otro. Esto facilitará su salida a mesa, factor potenciado por su duración ajustada. Y es que una partida a OsoPark con cuatro participantes no debería llevar más de 45 minutos.

En definitiva, Osopark es un maravilloso juego familiar. Muy pocas reglas, intuitivo al máximo y apto para todos los miembros de la familia, desde los más pequeños que se divertirán encajando piezas y gruñéndole a los divertidos osos, hasta los más creciditos que se esfuercen en alcanzar el grado máximo de optimización.

Y de un precio muy contenido.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “OsoPark”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *