Orléans

46,50

Categorías: ,

Descripción

Orléans

Orléans es un juego muy sencillo de explicar y de jugar. Cada jugador tiene un tablero que contiene todas las acciones que podemos realizar durante la partida. Para activar esas acciones, llevaremos a cabo una colocación de trabajadores al uso, sólo que en esta ocasión, los trabajadores lo sacamos de una bolsa.

El objetivo principal es crear una bolsa de trabajadores que nos permitan llevar a cabo nuestra estrategia de la forma más cómoda posible. Porque cada trabajador o más bien, cada grupo de trabajadores, nos va a permitir hacer una cosa u otra en el juego.

El juego se juega a lo largo de 18 rondas que vienen marcadas por 18 eventos. En cada ronda lo primero es desvelar el siguiente evento y ver qué efecto tiene. Algunos nos hacen perder trabajadores por la peste, otros nos limitan la contratación de trabajadores, otros no son más que impuestos a pagar al fina de la ronda… Si cumples el evento, estupendo. Si no puedes hacer frente a él, prepárate porque tendrás que sufrir lo que el juego llama “la tortura”.

Luego llega la fase de programación de acciones. En este momento, todos los jugadores al mismo tiempo, sacan tantos trabajadores como puedan de la bolsa (dependiendo de cómo vayan de avanzados en uno de los track), y los colocarán en su tablero para luego, en la siguiente fase, realizar las acciones correspondientes… si es que puedes. Porque algunas acciones te piden hasta tres trabajadores diferentes para poder realizarla. Así que si no has tenido suerte al sacar los trabajadores de la bolsa, tendrás que esperar.

Si buscáis análisis de gente que dice saber, os dirán que Orléans es un bag building game. ¿Y qué es eso?, pues ni más ni menos que un Dominion de toda la vida, pero cambiando las cartas por fichitas. Durante el juego, que dura 18 turnos exactos, vas a sacar una cantidad determinada de fichitas de la bolsa, las colocas en distintos espacios de tu tablero individual y luego os turnáis llevando a cabo las acciones de esos espacios, que se resumen en conseguir más fichas, moverte tu muñeco por el tablero para construir casas y recoger mercancías, y sacar puntos directos.

Las fichas que vas adquiriendo se corresponden con diferentes oficios (granjeros, caballeros, monjes y demás), y tienen tres funciones: en primer lugar, cada vez que compras una de esas fichas avanzas en el “track” correspondiente y recibes un beneficio: comprar granjeros te da mercancías; un ingeniero te permite “automatizar” un espacio de tu tablero individual para que te resulte más fácil usarlo; un caballero aumenta el número de fichas que sacas cada turno…, Así, al ir decidiendo comprar un tipo de fichas u otro antes vas definiendo tu estrategia y hacia dónde ir. Luego, esas fichas las irás usando para realizar distintas acciones.

Es un juego muy sencillo de jugar: mete la mano en la bolsa, saca fichas, colócalas en el tablero y haz lo que te dice cada espacio. Luego, que se aleja del concepto “ensalada de puntos” teniendo unos objetivos muy claros: quieres mercancías (que obtienes viajando por el tablero o con granjeros), puestos comerciales (una vez más, en el tablero) y fichas de ciudadano (éstas las consigues llegando a determinadas posiciones en los tracks o cerrando proyectos al descartarte de fichas). Esto te centra y hace que seas consciente de que cada cosa que hagas tiene que o bien cumplir uno de esos objetivos.

Terminas la partida mejor que como la empezaste. Y no me refiero a “tengo más puntos de victoria”, sino a que te sientes más competente: has cubierto espacios del tablero con los ingenieros, has construido edificios que te daban capacidades especiales, has refinado tu reserva de fichas y, en definitiva, puedes hacer más cosas y mejor que en los primeros turnos: has trabajado para mejorarte a ti, no simplemente por un sueldo en forma de puntos de victoria.

Muy recomendable para los que busquen este tipo de sensaciones.

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Orléans”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *