Nueva Ángeles

52,50

Nueva Ángeles, como la ciudad más grande, rica y diversa del mundo, es un brillante monumento a los logros y avances de la humanidad. Pero un éxito de tal magnitud también hace que la ciudad sea un fértil terreno en el que poderosas megacorporaciones pugnan por imponerse al resto mediante su potencia económica y política. Los combates entre estos gigantes suelen pisotear a los menos afortunados que se encuentran por debajo de ellos. La ciudad es un campo de juegos para los privilegiados y los poderosos que se asienta sobre unos cimientos de pobreza y contaminación.

Nueva Ángeles es un juego de tablero de 4 y 6 jugadores que adoptan los roles de megacorporaciones ambientadas en el universo Android. Los jugadores realizarán acuerdos y forjarán alianzas temporales para obtener ventaja y superioridad financiera sobre sus rivales corporativos, sin olvidar mantener el orden y los beneficios de la boyante megalópolis de Nueva Ángeles.

Contenido
1 tablero de juego, 1 guía de referencia, 1 reglamento para aprender a jugar, 9 unidades de Humanos Primero, 9 unidades de Crimorg, 6 unidades de Segpriv, 6 hojas de Corporación, 16 cartas de Evento, 7 cartas de Rival, 6 cartas de Preparación, 9 cartas de Demanda, 12 cartas de Inversión, 34 cartas de Apoyo, 100 cartas de Acción, 6 cartas de Acción de emergencia, 1 ficha de Jugador activo, 1 ficha del Medidor de rondas, 14 fichas de Enfermedad, 14 fichas de Cortes, 14 fichas de Agitación, 14 fichas de Desarrollo, 1 ficha de Amenaza, 6 fichas de Capital, 5 fichas de Recurso, 5 fichas de Objetivo y 4 fichas de Androide.

Descripción

Nueva Ángeles nos introduce en el papel de directivos de una de las grandes megacorporaciones del universo de Android, el mismo que usa Netrunner, haciendo las cosas que hacen los directivos de una gran megacorporación en la megalópolis (todo es mega en el futuro) de Nueva Ángeles. La cosa es que, por alguna razón, los ciudadanos de Nueva Ángeles no están contentos con las decisiones del gobierno y pronto aparecen los problemas: la sustitución de la mano de obra humana por androides ha dado pie a movimientos neoluditas que forman protestas y huelgas violentas allá donde ven que los androides están ocupando puestos de trabajo de más; el vacío legal resultante de la sustitución de las fuerzas policiales por seguridad privada corporativa ha creado una nueva edad de oro para el crimen organizado y la privatización total de la sanidad está elevando enfermedades normalmente leves a niveles de plaga medieval. Y no es que nada de esto os preocupe especialmente, y el gobierno de EEUU, propietario nominal de esas tierras, tampoco estorba demasiado mientras no le salpique nada, pero la situación se está poniendo cada vez más compleja y parece que, en algún momento, va a estallar.

Durante el juego lo que haremos será intentar manejar estas crisis mientras cumplimos con las demandas de la ciudad, y para ello, en cada turno, propondremos una acción a realizar que alivie un poquito la situación. Pero claro, luego otra corporación puede proponer otra acción, que no ayuda a la ciudad de ninguna manera pero que le da abundantes créditos, y ahora toca intentar convencer al resto de que apoyen tu propuesta, que es la buena, y no la del otro, aunque sea mejor.

Esa es la clave del juego: oferta, contraoferta, negociación. Como el que consigue que su acción sea la más apoyada no sólo la lleva a cabo sino que se lleva una carta de apoyo que le da una ventaja especial, vas a querer hacer muchas acciones. Y como todas las emergencias son importantes pero a cada corporación le conviene más que se elimine un tipo (Jinteki, la biofarmacéutica, gana capital cuando se eliminan enfermedades; NBN, la cadena de noticias, lo hace cuando la opinión pública mejora, y así), los conflictos de intereses están a la orden del día. Sumadle a eso una negociación completamente abierta y tenemos uno de los juegos más espectaculares de los últimos tiempos. Y las “minis” son preciosas.

Para completar el combo de negociaciones abiertas y bandos asimétricos, tenemos lo que hace a Nueva Ángeles especial y no simplemente otro Battlestar Galactica (y ser otro Battlestar Galactica ya es algo muy chulo), que es su modo especial de enfocar una mecánica semicooperativa: al comienzo de la partida te van a dar una carta de rival, y al final ganas si tienes más capital que tu rival, independientemente de lo que haya hecho el resto del mundo (siempre y cuando la ciudad no se haya ido al garete, claro). Como casos especiales, tenemos un federalista que será el típico traidor que quiere que el gobierno de EEUU intervenga y la opción de que te tengas a ti mismo como rival, con lo que ganas si tienes más capital que otras 2 ó 3 corporaciones, dependiendo del número de jugadores.

Nueva Ángeles es un juego de negociación tensa con los demás jugadores, de negociar con una sonrisa y el puñal escondido para que no lo vean venir y de forjar alianzas en un turno que se tornan en agrias enemistades al siguiente. Y, sobre todo, es uno de esos juegos que sigues comentando horas después de acabar la partida, hablando de ese momento en el que tiraste abajo una propuesta totalmente lógica sólo porque la estaba intentando llevar a cabo tu rival o de cómo te veías ganador hasta que el federalista consiguió sembrar el caos total en un turno.

Nueva Ángeles es, sin duda, uno de los mejores juegos de negociación de los últimos tiempos.

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Nueva Ángeles”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *