Lost Cities (EXPLORADORES)

22,50

Descripción

Lost Cities (EXPLORADORES)

Lost Cities (EXPLORADORES) es la reedición del clásico juego de aventuras de Reiner Knizia “EXPLORADORES”.

Con Lost Cities Exploradores viajaras por el mundo descubriendo ruinas perdidas y consiguiendo sus tesoros. Pero ¡cuidado!, el precio de las expediciones es muy caro y pueden no salir rentables. Consigue inversores para doblar tus ganancias o gastos y conviértete en el mejor explorador del mundo.

El juego se encuentra editado en nuestro país por Devir en perfecto castellano (aunque el juego es completamente independiente del idioma). Para 2 jugadores, con una edad mínima sugerida de 10 años y una duración aproximada de 30 minutos.

Lost Cities (Exploradores) es un juego de cartas para dos jugadores en el que cada uno de ellos intentará iniciar expediciones a cinco posibles destinos. Para ello, en primer lugar, tendrán que conseguir financiación suficiente para, posteriormente, avanzar lo máximo posible en la expedición. Pero habrá que tener cuidado, pues si no se obtienen resultados, nuestros mecenas quedarán insatisfechos.

Iniciar una expedición conlleva riesgos, y no lograr alcanzar ciertas metas supondrá una pérdida de puntos. Cada una de estas que comencemos partirá con un balance negativo, de forma que si no obtenemos resultados, perderemos puntos en vez de ganarlos. Claro, el problema está en que carta que tenga el rival en mano es carta que, a priori, no podremos jugar nosotros.

De esta forma, se genera un toma y daca constante entre los jugadores intentando acumular las mejores cartas de cada expedición intentando no mostrarlas al colocarlas en el descarte, aunque muchas veces no tendremos más remedio que rechazar ciertas opciones.

Y es que, como es habitual en estos juegos, el tamaño de mano es un límite que hay que saber gestionar. Los jugadores tenderán a acumular las mejores cartas de las expediciones en las que hayan decidido embarcarse con la intención de recopilar aún más para lograr alcanzar el bonus por 8 cartas jugadas. En el momento que se vayan pudiendo colocar de forma consecutiva las iremos bajando, pero si partimos con valores altos tocará esperar, ya sea porque no queremos dejarla a alcance del rival o porque necesitamos meter cartas delante de esa.

Este detalle es importante, ya que podemos ser muy puñeteros con nuestro rival. Si este ha comenzado una expedición y nosotros tenemos cartas altas, las aguantaremos todo lo posible para no dejárselas asequibles, y solo las descartaremos en el momento que ya no tenga opción a jugarlas porque haya colocado una de mayor valor en su expedición. También es habitual comenzar una expedición a sabiendas de que no nos va a rentar puntos o, incluso, va a sustraernos algunos pocos. Pero lo que sea con tal de evitar que el rival consiga valores altos, especialmente si dispone de muchas cartas de inversión.

Todo esto está muy bien, pero hay un detalle que lo cambia todo: el tiempo de partida. Los jugadores aguantarán cartas en sus manos todo lo posible para optimizar estas expediciones. Pero llegará un momento en el que comenzarán a ponerse nerviosos porque el mazo ha menguado demasiado y el final de la partida se acerca. Ajustar el momento en el que hay que poner toda la carne en el asador es clave para no pillarse los dedos y verse en la situación de haber comenzado una expedición pero no tener las cartas más valiosas en juego, sino en la mano.

Esto hace que haya que hilar fino a la hora de jugársela con una expedición. Acumular muchas cartas de inversión sin tener cierta seguridad, esto es, muchas cartas de la ubicación correspondiente en mano, puede suponer una monstruosa pérdida de puntos. Hasta 80 se pueden llegar a perder. Y el de enfrente estará deseando ver como perdemos esa morterada de puntos.

Obviamente, como en todo juego de cartas, el azar influye, aunque con el ritmo de salida a mesa de las cartas y los riesgos que toman los jugadores, uno no tiene la sensación de que el resultado de la misma dependa de lo que uno robe, sino de lo bien que juegue.

Así es como consigue Knizia un juego tremendamente ágil y tenso. Con muy pocas normas y dejándolo todo en el lado de los jugadores. Además, como se desarrolla a la velocidad del rayo, las revanchas se sucederán una tras otra.

Un juego muy recomendable para iniciar a amigos o a familiares en el apasionante mundo de los juegos de mesa.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Lost Cities (EXPLORADORES)”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *