Kingdomino

22,50

Un reino pequeñito y todo bien ordenado, donde se valora más el pasto y el trigo que el oro y el barro. Es importante no quedarte último, ni dejar nada mal colocado. Un juego se explica en minutos y se juega por horas.

Nº de jugadores: De 2 a 4

Tiempo de juego: 15 minutos

Autor: Bruno Cathala

Editorial: Blue Orange

Empaquetado: Maravilloso. Todo encaja, todo cabe bien, cada material, cada hueco está hecho a medida.

 

Agotado

Descripción

En Kingdomino deberemos conectar las piezas de domino formando un tablero de 5×5 que será nuestro reino.

Cada jugador cogerá un rey (o los dos reyes si juegan únicamente solo 2 jugadores), retiramos las piezas que sobren en función del número de jugadores y cada jugador recibirá el castillo inicial de su color. Ya podemos comenzar a jugar.

Cada turno se sacarán tantas piezas de domino como reyes haya en juego (3 o 4) y las ordenaremos por número de menor a mayor. En la primera ronda el jugador inicial se determinará al azar. Cada jugador, por turnos elegirá una de las piezas de domino pudiendo situarse únicamente un rey por pieza. Una vez elegidas las piezas, se sacará una nueva fila de losetas. Cada jugador coloca la pieza elegida en su terreno y comenzamos una nueva ronda. En este caso el jugador inicial será aquel que colocó en la pieza con un valor más bajo.

Para que una pieza pueda conectarse a otra ya colocada si uno de los terrenos coincide entre las dos losetas. La loseta inicial es un comodín y conecta con todo tipo de terreno. Si una loseta no se puede colocar porque no coincida con ningún terreno o porque superemos la cuadricula de 5×5, se descartará.

Cuando se haya colocado la última ficha de domino se termina la partida. Contaremos puntos según cuantos trozos de terreno tengamos y el número de coronas en cada territorio. El jugador con más puntos será el ganador.

Luego hay reglas opcionales como puntos extra si el castillo está en el centro del territorio o si hemos conseguido colocar todas las piezas.

daniixmxoaiwkld

La verdad es que es un juego muy sencillo, pero dentro de su sencillez guarda maravillas de mecánicas fantásticas.

Vamos a comentar un poco cómo es para dos jugadores. Metiendo la variante del cuadrado de 7×7 así como la de utilizar dos peones de cada color, el juego gana una barbaridad en poder organizar mucho más el tablero, y poder ganar en estrategia, dentro de lo que hay en el juego, así como poder currarte reinos mucho más conseguidos.

El juego es corto, y dentro de ese tiempo te da como para tomar unas 20 pequeñas decisiones, muy sencillitas pero con mucha mala baba, que mejor no fastidiar, no sea que te quedes atascado en una esquina, o se te quede un reino chuchurrío con huecos por todos lados.

El utilizar una mecánica tan conocidísima del dominó, unida a un loseteo lo convierte en un juego ideal para explicar en segundos, y ponernos todos a jugar. No es difícil entender el juego y la verdad es que permite partidas intensas, pero aún así rápidas. Es fácil encadenar dos partidas, aunque es mejor no destrozar las losetas demasiado rápido. Mejor utilizarlo para acabar una buena sesión, o comenzarla. Es un juego fácil de jugar con niños (comprobado).

Con más jugadores es un poco una puja por pelearse con los otros jugadores a ver quién consigue lo mejor en menos tiempo, aunque es difícil quitarle nada a otro, si quieres que tu territorio salga más o menos a derechas.

Poco más. La mecánica de posición de turno es magnífica (y pegada de Yamatai), pero da la sensación de control que no ofrece, por ejemplo, un juego como Cacao o Carcassonne (en los cuales se podría adoptar la mecánica, aunque alargaría un poco el juego).

Kingdomino es un gran juego, sencillo y rápido. Apto para todo tipo de jugador.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Kingdomino”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *