Crónicas

14,50

Relatos sobre el ataque de temibles criaturas, historias de intrigas políticas, desastres naturales y sucesiones reales… Todos ellos acontecimientos históricos lo suficientemente importantes para sacudir los cimientos del reino…

 

Crónicas es un juego de Seiji Kanai, conocido por ser el responsable de Love Letter o Lost Legacy. Cada turno nos obligará a pensar y evaluar concienzudamente para poder optar a la victoria

Permite partidas de 3 a 6 jugadores, con una edad mínima sugerida de 12 años y una duración aproximada de 30 minutos.

 

Agotado

Categoría:

Descripción

Crónicas es un peculiar juego de bazas en el que un tipo de carta (crónicas) establecerán una determinada condición a cumplir por los jugadores y sus aliados (cartas de personaje que vayan ganando mano tras mano). Cada mano se juega en rondas (encuentros) en las que cada jugador activa un personaje de su mano y aplica su habilidad, teniendo en cuenta que debe mantenerse el palo de la carta o, en su defecto, jugar bocabajo. La mano finaliza cuando un jugador se queda sin cartas y se evalúa quien cumple mejor la condición.

cada carta poseerá un efecto que se aplicará, siempre que sea posible, a la hora de ponerla en juego. Efectos tan dispares como finalizar la baza antes de tiempo, robar cartas de bazas anteriores o eliminar cartas de la partida.

Gracias a estos efectos, el desarrollo de los encuentros (así llama el juego a las bazas) no será tan mecánico como es habitual en este tipo de juegos, sino que tendremos que estar evaluando constantemente nuestras opciones en función del palo al que tenemos que asistir, las cartas en mano y las cartas que ya fueron jugadas.

Los efectos ya introducen un factor que podría ser suficiente para tener bastante entretenimiento, pero la clave del juego son las cartas que le dan nombre, esto es, las cartas de crónicas. Estas cartas determinan un objetivo a cumplir, en la medida de lo posible, por los jugadores mediante los personajes obtenidos al ganar bazas. La clave está en que estos objetivos son bastante extremos, de forma que la mano puede parecer mejor o peor en función la susodicha carta de crónica actual. Además, condiciona completamente el desarrollo de la partida, ya que no es lo mismo, por ejemplo, tener que ser el jugador con más cartas de poder (azules) que ser el jugador con menos cartas en total (independientemente del color).

Por si no fuese suficiente, aún queda espacio para una pequeña sorpresita: los demonios. Las cartas de menor valor del juego son, además, cartas perjudiciales (en la mayoría de los casos). Tener una de estas cartas entre los aliados supone quedar descartado de la lucha por obtener el cubo de prestigio, aunque si logramos tener en nuestra zona a los cuatro, obtendremos una victoria automática y de doble valor, pero ya os digo que es bastante complicado. Pero nada más que la amenaza de que un jugador pudiese conseguirlo ya condiciona bastante el uso de estas cartas negativas. De hecho, es bastante habitual que un jugador se reserve ciertas cartas que permiten eliminar otras por si acaso acaba con una de estos indeseables personajes entre su grupo y así poder retirarlos de la partida. Evitan su derrota y que otro pueda obtener el premio gordo.

Para terminar con los detalles originales de Crónicas, me encanta el sistema para jugar cartas una vez que no puedes asistir al no tener cartas del palo correspondiente. Obviamente, llegar a esta situación es una situación de riesgo, porque muchas veces nos veremos obligados a jugar cartas que estábamos reservando (sobre todo hacia el final de la mano), aunque mayormente lograremos encasquetar cartas perjudiciales para el ganador de la mano que, seguro, no seremos nosotros.

Creo que ya os vais haciendo una idea de que Crónicas no es un “jueguecillo de cartas” con el que echar el rato sin más complicaciones. Entra directo dentro de ese grupo de títulos que, con muy poco, ofrecen una cantidad de juego increíble. Cada mano será un reto que asumir. Al comienzo haremos una proyección de nuestras jugadas en función de la mano, pero a medida que esta se desarrolle, tendremos que ir adaptándonos para intentar salir victoriosos.

La rejugabilidad está completamente asegurada, ya que la combinacion de manos con cartas de crónicas y con las decisiones de los jugadores, tendremos filler para rato. Además, por la propia naturaleza del juego, es de esos en los que podremos engarzar varias partidas seguidas sin hartarnos.

Pasemos a la edición. Nos encontramos con un producto cuya relación calidad-precio es bastante interesante. Las cartas tienen un grosor adecuado, muy buen tacto, con acabado liso, y una respuesta elástica más que decente. Estas tienen marco blanco, por lo que es difícil marcarlas, aunque yo recomiendo el enfundado, ya que el barajar es bastante habitual (además del manoseo). Los cubos de madera son estándar y de un tamaño generoso (del que últimamente se prescinde en los eurogames). Por último, el reglamento es claro, conciso y está bien estructurado.

Crónicas es gran juego de pequeño formato y un precio muy asequible que nos dará grandes momentos. Tal vez no apto para novatos.

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Crónicas”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *