Cocos locos (Crazy Coconuts)

20,50

Descripción

Cocos locos (Crazy Coconuts)

Cocos locos (Crazy Coconuts) es un juego de habilidad basado en la Leyenda del Rey Mono (mitología China). En el juego, los jugadores lanzarán cocos a unos vasos situados en el centro de la mesa para intentar capturarlos, formando una pequeña pirámide de vasos. Además, los jugadores podrán utilizar cartas mágicas con las que influirán sobre los oponentes. El primero en completar la pirámide será el ganador.

Edad: +6 años

Duración 20 minutos

El elemento clave del juego son los Monos Lanzadores. Se trata de unos chimpancés que se encuentran sentados sobre sus patas, teniendo sus manos estiradas en posición de pedir, formando un pequeño cuenco. Estos brazos son articulados, y en el interior del mono se encuentra un mecanismo que permite hacer palanca con estos brazos, con el correspondiente efecto catapulta. Es recomendable sujetar al mono por los pies para, con la otra mano, hacer la palanca.

Monos Lanzadores

Monos Lanzadores

En los cuencos que forman las palmas de las manos de los monos colocaremos unos cocos de gomas que serán los proyectiles que lancemos. Estos cocos poseen una forma irregular, de manera que cualquier rebote es difícilmente predecible. Incluso la forma en la que se coloque sobre el mono ya influye.

  1. Se disponen vasos en el centro de la mesa. Según el número de jugadores la configuración de estos variará:
    • Para dos y cuatro jugadores se forma un cuadrado con los 4 vasos rojos en las esquinas y cinco vasos amarillos rellenando los espacios hasta tener un cuadro 3×3. Posteriormente, se colocará un segundo vaso amarillo sobre todos los vasos rojos y sobre el vaso amarillo central.
    • Para tres jugadores se formará un triángulo, de forma que cada lado contendrá 3 vasos amarillos y un vaso rojo. El vaso rojo ocupará la segunda posición desde el punto de vista del jugador. De esta forma solo sobrará un vaso rojo, que se colocará en el hueco central del triángulo. Por último, se colocará un segundo vaso amarillo sobre los cuatro vasos rojos.
  2. A continuación se coloca un tablero por cada jugador en el lado correspondiente de la anterior configuración.
  3. Cada jugador escoge uno de estos lados y toma uno de los monos lanzadores, que colocará tras su tablero.
  4. Se barajan las cartas de acción y se reparten en secreto dos a cada jugador.
  5. Se disponen en varios montones al alcance de los jugadores los 36 cocos.
  6. Por último, se elige al jugador inicial (según el reglamento, el jugador más joven).

Comenzando por el jugador inicial, cada jugador disfrutará de un turno, que consiste, básicamente, en tomar un coco, colocarlo en el mono lanzador y realizar un tiro sobre alguno de los vasos, ya sea del centro de la mesa o de alguno de los tableros de los rivales. Si el jugador consigue encestar, tomará el vaso y lo colocará en su tablero de juego. Si el vaso en el que encesta era rojo, disfrutará de un turno adicional. En caso contrario, enceste o no, el turno pasa al jugador de la izquierda. Se continúa hasta que ocurre alguna de las dos condiciones de finalización: que un jugador complete su pirámide o que todos los cocos se encuentren en los vasos.

En el caso de que algún jugador enceste en un vaso de la base de una pirámide de un rival, tomará el vaso en el que encestó y, si ese vaso sujetaba alguno en la planta intermedia, deberá desplazarlo para ocupar el espacio liberado por el vaso robado. Siempre hay que completar la pirámide desde la base hacia la cúspide. En otras palabras, si nos roban algún vaso de la base, si fuese posible, habrá que desplazar alguno de la planta intermedia hacia el hueco generado por el robo.

Antes de realizar el lanzamiento, cualquier jugador podrá poner en juego una de sus dos cartas de acción. Los tipos de Cartas de Acción disponibles son:

  • ¿Adivina quién soy?: el jugador en turno deberá realizar el tiro con los ojos cerrados. Se puede confiar en su buena fe o que otro jugador le tape los ojos.
  • Tiro Preciso: el jugador en turno deberá escoger un vaso. Si encesta en él, lo tomará como si fuese un turno normal. En caso contrario no obtendrá ningún otro vaso, aunque enceste en él.
  • ¡Congelado!: el jugador pierde el turno, que pasa al jugador de la izquierda.
  • Tiro Lejano: el jugador deberá lanzar desde más lejos. La separación del mono lanzador respecto a la banda roja de su tablero debe ser, como mínimo, la longitud de su antebrazo.
  • Llamar al Viento: todos los jugadores intentan desviar el tiro del jugador en turno soplando o utilizando algún elemento para agitar el aire, como un abanico.
  • Coco Doble: el jugador en turno disfruta de un segundo turno consecutivo.

 

Dos posibles formas de ganar:

  • Que un jugador consiga formar una pirámide de 6 vasos (3 en la base, 2 en el medio, 1 en la cúspide). La partida finaliza en ese mismo instante, declarándose ganador a este jugador.
  • Que los 36 cocos hayan sido encestados sin que ningún jugador haya completado la pirámide. En este caso el ganador será el jugador que posea más cocos en los vasos de su tablero. En caso de empate, el ganador será el último que haya disfrutado de un turno de los empatados.

 

Coconuts es un divertidísimo party en el que una idea de poner en práctica nuestra habilidad y puntería que admite jugadores de todas las edades.

 

Perfecto para jugar en familia.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Cocos locos (Crazy Coconuts)”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *