Blood Bowl Team Manager

38,95

Blood Bowl es una apasionante y violenta exhibición de habilidad física, rotura de huesos y trampas descaradas. Los equipos de enanos, elfos silvanos, humanos, orcos, skaven y el Caos compiten entre sí a lo largo de una brutal temporada. El entrenador que cree el mejor equipo y atraiga la mayor cantidad de hinchas ganará el codiciado premio al Entrenador del Año de la revista Spike!; el entrenador que fracase… bueno, las Estrellas del Caos cocinan y se comen a su entrenador cuando pierden la temporada (¡aunque si ganan tienen permitido comérselo crudo!).

Blood Bowl: Team Manager – El juego de cartas es un juego de cartas completo para 2-4 entrenadores que te permite vivir la emoción de una temporada entera de Blood Bowl. Personaliza tu equipo eligiendo Jugadores estrella, contratando miembros del cuadro técnico, mejorando tus instalaciones y haciendo trampas como un loco. ¡Lleva a la gloria a tu banda de inadaptados y facinerosos pasando por encima de tus rivales mientras intentas convertirte en el Entrenador del Año!

Descripción

Blood Bowl Team Manager

Un juego donde nos metemos en el papel de los entrenadores de este equipo de fútbol americano fantástico. Cada entrenador intentará pasar los partidos entre penas y glorias, consiguiendo fans (puntos de victoria) por el camino.

6 barajas de equipos, tres por liga. Hay dos ligas en el juego básico, una de los buenos y otra de los malos. Vamos, lo normal. Luego tenemos dos barajas de fichajes, una para cada liga.

Unos dados personalizados para los placajes y otras habilidades.

Fichas de trampa (unas calaveras muy chula) que se colocarán sobre jugadores tramposo a fin de ver los resultados que sus fechorías en el partido conllevan. Esto puede resultar en ganar aficionados (los hinchas han visto tus trampas y les encantan), ganar fuerza para ese partido (una trampa efectiva) o la expulsión de tu jugador (te han pillado, colegui).

Luego tenemos cartas las cartas de Eventos estelares (los partidos cotidianos de cada jornada), las Copas (partidos más importantes donde podrán participar todos los equipos a la vez) y Eventos Spike (eventos raretes muy, muy divertidos que cambian las características de las jornadas).

Para poder personalizar nuestras barajas mientras jugamos, podemos añadir las cartas de Fichajes estrella, que serán personajes de la misma liga con mejores habilidades (muchísimo mejores, y además bastante divertidas).

Por último, tenemos las cartas de mejoras de equipo, que añaden habilidades personales de tu equipo, las cartas de mejora técnica, que añaden habilidades más generales u otorgan puntos al final, los balones, que indican la posesión del balón en cada partido además de otorgar más fuerza al equipo que los lleva, y finalmente los marcadores de aficionados.

Barajas equipos Blood Bowl Team Manager

La mecánica es un combinado bastante fresco con toques de aquí y allá. Tenemos de base la mecánica que encontramos en el BattleLine, donde colocamos nuestras cartas en distintos partidos con el objetivo de tener un número mayor que el del oponente. Luego tenemos un poco de gestión de mano (o más bien de baraja) y algo de construcción de mazos (aunque es un toque ligero, permitiendo poquita cosa).

Para comenzar, tomamos dos momentos Spike, dos copas y las mezclamos. Las colocamos en la mesa con la BloodBowl (la copa final super mega guay) al final. A cada jugador se le entregan las 12 cartas básicas de su equipo, roban seis y el resto se quedan en la mesa. Luego sacamos tantos momentos estelares (partidos) como jugadores haya (excepto si son dos jugadores, que tienen reglas especiales que comentamos al final) y comenzamos a jugar. El jugador inicial llevará una monedaza de cartón para indicarlo.

En tu turno, colocas una carta de tu mano en un partido. Y punto. Las cartas tienen habilidades que irán modificando lo que ocurra en el partido. Las habilidades pueden ser de símbolo o de texto en la carta. Las de símbolo son muy sencillitas:

De izquierda a derecha: Trampas, Placaje, Balón (x2) y Pase (robar carta)
De izquierda a derecha: Trampas, Placaje, Balón (x2) y Pase (robar carta)

Robar una carta y descartar una carta.

Colocar una ficha de trampa sobre tu jugador. Es la única de las habilidades que es obligatoria.

Cambia el balón de posición. Al comenzar, colocaremos un balón en cada partido. Cada símbolo de balón permite cambiar la posesión del balón. Si está en el centro y jugamos una carta con un símbolo de balón, irá a parar a CUALQUIER jugador de nuestro equipo. Si está en manos del equipo contrario y jugamos una carta con un símbolo de balón irá a para al centro del campo. Si jugamos dos símbolos de balón, vendrá a nuestras manos desde cualquier lugar.

Placaje. La mejor y peor habilidad de todas. La mejor porque es la que más nervios conlleva, teniendo que tirar los dados para comprobar el resultado del golpe. Puedes placar a un personaje (lo cual lo tumba, cambiando la fuerza que ejerce), puedes herir a un personaje placado (básicamente, lo matas, llevándolo al descarte de su entrenador), no hacer nada, o puedes caerte de bruces contra el suelo y placarte a ti mismo. Un riesgo divertidísimo.

A la hora de decidir el resultado:

Si atacas a un oponente cuya carta tiene más valor que la carta que ataca, lanzas dos dados y elige el resultado el oponente (elige qué dado se aplica).

Si atacas a una carta de igual valor, lanza un solo dado y se aplica tan cual salga.

Si atacas a una carta de valor inferior, lanza dos dados y tú eliges qué dado se aplica.

A la hora de colocar nuestro personaje, deberemos tener en cuenta qué recompensa queremos obtener. Tenemos recompensas por ganar el partido y por estar presente.  El juego permite que los entrenadores no se queden demasiado rezagados, ofreciéndoles recompensas pequeñas para que no se cree un efecto de bola de nieve enorme.

Al acabar de colocar tus cartas (o cuando todos los jugadores pasen de colocar más cartas), comprobamos quien hace más fuerza contando sus puntos de estrellato y comprobando quien lleva el balón en caso de empate. Se reparten las recompensas y se monta una nueva jornada.

Y no hay mucho más. Repetir cinco jornadas y el que más seguidores tenga al final será el ganador.

Para dos jugadores, cambia un poco, teniendo que sacarcuatro partidos a la mesa, de entre los cuales sólo se jugarán dos. Los que no se jueguen se irán. Luego, no se usan eventos Spike, sino que se colocan sólo copas. Por lo demás, no hay muchos más cambios.

El azar crea situaciones de lo más divertidas. Al levantar una trampa nunca sabes lo que te puede pasar, lo que hace que no puedas estar 100% seguro de ganar todos los partidos, y te obligue a diversificar un poco. Los equipos más tramposos se ven más dañados por esto que los equipos legales. Pero de todas formas, a nosotros nos encantan las situaciones rocambolescas que genera.

Puedes elegir tu camino a la victoria. Ya sea tomando más fichajes estrella para mejorar tu equipo, o con cartas de mejora para poder ofrecer más opciones cada jornada. Sin duda hay mucho que conocer y probar en el juego, y no carece en absoluto de rejugabilidad.

Las imágenes, ilustraciones y frases son la mar de divertidas. Todo está tremendamente tematizado, sin dejar mucho que huela a juego abstracto en absoluto.

Para dos jugadores no pierde CASI nada de la gracia. Es cierto que con más jugadores gana en piques y revanchas, pero con dos jugadores se convierte en un juego más rápido, pudiendo permitirte partidas más cortas y probar estrategias y nuevos caminos a la victoria. El juego brilla y escala bastante bien de entre 1 a 4 jugadores.

 

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Blood Bowl Team Manager”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *