¡Aventureros al Tren!

Valorado 5.00 sobre 5 basado en 1 puntuación de cliente
(1 valoración de cliente)

43,95

En el caso de ¡Aventureros al Tren!, la intención de Alan R. Moon fue muy sencilla: crear un juego lo más divertido posible para la mayor cantidad de gente. Tomando como base Union Pacific, y con este propósito en mente, comenzó a perfilar el diseño inicial con intención de conseguir el juego familiar definitivo y posiblemente lo haya conseguido.

Juego familiar de 2 a 5 jugadores a partir de 8 años.

Descripción

¡Aventureros al tren! Uno de los juegos de mesa más populares de los últimos tiempos. Mecánica sencillísima y tensión constante.

Set collection, colocación de vagones (limitados) y varios objetivos secretos, son los ingredientes para lograr esta pequeña obra de arte que es ¡Aventureros al tren!

La gestión de riesgos a la hora de planificar rutas y tomar cartas de destino, controlar qué colores cogen los oponentes y cuáles pueden ser las rutas que estén planeando, decidir cuándo conviene robar cartas y cuándo jugarlas, mostrando parte de tus planes pero anticipándote a los rivales, son habilidades que se aprenden y que tienen su recompensa y ver o participar en una partida con 3-4 jugadores experimentados y con ánimo competitivo puede resultar realmente apasionante.

Y por último, pero no menos importante, tenemos el aspecto del juego en sí. Un mapa colorido y elegante, piezas de trenes de plástico de buena calidad, unas cartas de tacto agradable y un diseño gráfico funcional y agradable ayudan mucho a que el juego resulte atractivo y que apetezca probarlo que, al fin y al cabo, es lo principal si quieres conseguir que mucha gente lo juegue; ideal para ponerlo sobre la mesa o en algún otro lugar bien visible y que a cualquiera que lo vea le entren ganas de jugar.

 

1 valoración en ¡Aventureros al Tren!

  1. Valorado en 5 de 5

    Conchi

    Es un juego familiar que engancha a los más maduros de la casa, que no siempre, y que agrada a los más jóvenes. Ideal para sobremesa y al que se acude frecuentemente porque no se agota la diversión con la repetición.

Añadir una valoración

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *